Un padre pasea a sus hijos con correa y desata una gran polémica: «Son humanos, no perros»

Un padre de cinco hijos ha provocado una gran polémica en redes sociales tras compartir un video en el que aparece usando una correa para llevar a sus quintillizos de cinco años mientras da un paseo con ellos por la calle.

Jordan Driskell, de 31 años y vecino de la ciudad de Kentucky (EEUU), publicó el vídeo en la red social Instagram, en el que aparecía paseando con sus cinco hijos pequeños: Zoey, Dakota, Hollyn, Asher y Gavin. Mientras les graba su mujer, Briana, de 34 años.

El progenitor justifica que utiliza esta controvertida técnica como medida de seguridad, ya que le es útil para evitar que los pequeños se dispersen, se pierdan o huyan

Una razón que ha parecido indignante a multitud de internautas que han mostrado su total desacuerdo con similar humillante acción. Las polémicas imágenes, además, iban acompañadas, de una canción en tono de ‘mofa’ que no hacía más que incrementar la polémica.

La letra de dicha canción, ‘Vegas’ de Doja Cat, dice: «No eres más que un perro, jugador, ah, entiéndelo». Si para muchos ver a niños con arneses puestos y sujetados con correa era indignante, la canción ya lo remató.

«No son perros. ¿Qué tal si mejor les enseñas lo que tienen que hacer?», «Esos niños son demasiado mayores para que los lleves con una correa como a un puto perro», «¿Lo siguiente que vas a hacer es entrenarlos para que tiren de un trineo?», «Los profesores pueden cuidar a 30 niños sin usar correas»… son sólo algunos de los comentarios que ha recibido.

Algunos usuarios han salido también en su defensa, alegando que son muchos niños y que llevarlos con correa puede ser de ayuda para que no los atropellen o les pueda ocurrir algo. «¿Te imaginas sin correa? ¿Y todos corriendo en diferentes direcciones? Alguien podría resultar herido», «Mantenerlos seguros es la prioridad número uno», razonan algunos de sus defensores.

Jordan ha querido responder antes los medios a sus críticos tras la viralización provocada por la indignación que ha generado su vídeo. Comentando que es una metodología que usan tanto él como su pareja y madre de los pequeños, ya que sus hijos son muy curiosos y les encanta salir a correr y explorar. Las correas, explica, las usan para su «propia tranquilidad y cordura».