Web
Analytics

Un pueblo de Badajoz toma una innovadora medida para que sus vecinos no hagan pequeñas compras

Aunque la mayoría de las personas se están tomando a conciencia la cuarentena, siempre hay quien se salta las normas, se han visto cada día más casos de personas que van al supermercado “de paseo” compran una barra de pan o unas cervezas y se vuelven a sus casas o incluso quienes van a pasear… Es por esto que el alcalde de la localidad de Herrera del Duque, Saturnino Alcázar, en Badajoz, ha emitido un bando en el que fija en 30 euros la cantidad mínima que deben gastar los vecinos en tiendas de alimentación y supermercados para “evitar hacer compras diarias y cumplir con la obligación de estar en casa el máximo tiempo posible”.

En el bando se informa de que “se van a controlar la entrada y salida de los comercios de alimentación y supermercados, y serán sancionados todos los ciudadanos que lo incumplan”.  También recuerda a sus 3.500 vecinos que la mayoría de los comercios y supermercados de la localidad “disponen de un servicio de entrega a domicilio y se puede utilizar en cualquier momento”:

 

El alcalde recuerda a sus vecinos que el Ayuntamiento puso en marcha la semana pasada un servicio de atención y asistencia domiciliaria destinado a personas mayores, dependientes o que por cualquier circunstancia se encuentren solas.

También explica que las personas que llegan a la localidad desde otras comunidades, especialmente durante el fin de semana, es de obligado cumplimiento el aislamiento domiciliario durante 72 horas seguidas sin salir de casa bajo ningún concepto.

Finalmente, “y debido a que estamos en una fase crucial de contención” de la pandemia, Saturnino Alcázar pide “encarecidamente” a sus vecinos “no salir de casa para lo que no sea estrictamente urgente”.

Una medida que ha sido muy polémica en redes sociales, la mayoría cree que es una buena forma de que la gente salga lo menos posible, y quienes les parece una medida extrema: