Web
Analytics

Un romance entre Chris Rock y Jada Pinkett podría haber sido el desencadenante de todo

Una broma de Chris Rock sobre Jada Pinkett provocó el momento más violento de la historia de los Oscar.

Todo eran risas cuando Amy Schumer, Regina Hall y Wanda Sykes dieron comienzo la 95ª edición de los Oscar haciendo un chascarrillo a costa de la comentadísima relación abierta de Will Smith y Jada Pinkett. Lo que nadie podía imaginar es que la cosa se pondría violenta, por no decir muy violenta.

A eso de las cuatro de la mañana hora española, Chris Rock, uno de los entregadores de la gala, volvió a hacer un chiste a costa del matrimonio. El cómico se atrevió a comparar el rapado de la mujer del actor con el de la Teniente O’Neil.

El humorista se disponía a entregar la estatuilla a «Summer of Soul (…or, when the revolution not be televised)» por Mejor largometraje documental, cuando empezó a hablar del trabajo del que fuese Príncipe de Bel Air en «El método Williams». Los ojos en blanco de su esposa advertían que no le estaba haciendo ninguna gracia el monólogo.

Pero fue cuando el presentador hizo este desafortunado símil estético entre Jada y la protagonista de «G.I. Jane» cuando Will subió al escenario y le propinó un puñetazo en directo. Todo el mundo se quedó estupefacto, dudando sobre si esto era parte del show.

Pero después, a gritos, sentado ya en su butaca, Smith se dirigió a Chris Rock con un «saca el nombre de mi mujer de tu p*** boca». Con el shock en el cuerpo, el cómico prosiguió con la gala, definiendo esta como «la mejor noche de la historia de la televisión».

Cabe destacar que Jada Pinkett Smith sufre alopecia, un problema sobre el que se sinceró a principios de este año cuando narró que «estaba en la ducha, de golpe me di cuenta de que tenía puñados de pelos en mis manos y pensé: dios mío, me estoy quedando calva». Su hija Willow le recomendó que lo compartiese con el mundo para dar visibilidad a la alopecia y ayudar a otras mujeres que vivan con temor y vergüenza su misma situación.

«Voy a cortarme todo hasta dejar ver el cuero cabelludo para que nadie piense que me he sometido a una cirugía cerebral, o algo así», dijo entonces. Quizás eso explique el tremendo enfado de Will Smith ante la desafortunada broma de Chris Rock.

Will Smith pide disculpas por su agresión en su discurso de agradecimiento.

Sea como sea, pocos minutos después del altercado el intérprete volvió a subir al escenario, esta vez para recibir su preciado premio Oscar por interpretar al padre de Venus y Serena en «El método Williams'». El actor le definió como «un acérrimo defensor de su familia», quizá en alusión al polémico gesto que seguro influirá en su imagen pública.

Will Smith se justificó con lágrimas en los ojos diciendo que «sé que para hacer lo que hacemos tenemos que ser capaces de sufrir insultos, que la gente diga cosas de ti, que te falten al respeto y tengas que sonreír y hacer como si nada».

Hablando directamente del incidente con Chris Rock, el actor pidió disculpas «a la Academia y al resto de nominados». «Este es un momento precioso. No estoy llorando por haber ganado el Oscar, son por ser capaz de arrojar luz sobre todo el elenco de ‘El método Williams’. El arte te hace hacer cosas increíbles», dijo, con su mujer Jada Pinkett emocionada siguiendo su discurso desde su asiento.

El supuesto romance entre la mujer de Will Smith y Chris Rock que habría desencadenado la pelea.

Lo cierto es que Will Smith y Chris Rock se conocen desde hace más de 27 años, los dos coincidieron en la serie El Príncipe de Bel-Air cuando eran jóvenes. Se dice que cuando Chris y Jada rodaron las tres películas de Madagascar juntos se hicieron íntimos amigos. Debido al matrimonio abierto entre Will y Jada Smith, los rumores de infidelidad surgieron durante la promoción de la película.

Según estas habladurías, la química entre Rock y Jada Smith había traspasado la pantalla. Por aquel entonces Rock, padre de dos hijas, estaba casado con Malaak Compton-Rock. Sin embargo, en diciembre de 2014 Rock solicitó el divorcio de Compton-Rock y admitió su infidelidad en el matrimonio.

Hay que decir que la relación entre Rock y Jada no debió de terminar demasiado bien. El actor le dedicó unas ácidas palabras a la mujer de Will Smith en los Oscar de 2016, gala en la que Chris Rock ejercía como presentador. En un monólogo sobre el racismo se mostró muy crítico con las protestas de algunos actores , entre las que estaba Jada Pinkett, y que habían tratado de boicotear la ceremonia ante la «falta de diversidad» de la Academia de Cine.

En aquel momento dijo: «Jada boicoteando los Oscar es como yo boicoteando las bragas de Rihanna. No fui invitado. Esa no es una invitación que rechazaría». En el monólogo, Rock también arremetió contra Will Smith, del que dijo: «Es una vergüenza que no esté nominado este año. Eso y que cobrase 20 millones de dólares por Wild Wild West».