Web
Analytics

Un soltero gay intenta “convertir” a Matías y le pega el ZASCA perfecto, Lidia se parte de risa

El dating show de Cuatro sigue cosechando grandes audiencias y nuevos seguidores con cada programa, y buena parte de culpa de este éxito la tienen sus dos camareros estrellas: Lidia Torrent y el argentino Matías, que además son pareja fuera del plató-restaurante más famoso de la parrilla televisiva.

Pero para Manu, uno de los últimos participantes del programa, que Matías ya estuviera comprometido no supuso ningún problema, y según sus propias palabras, él prefiere a los hombres heterosexuales porque: “Me gusta que me lo pongan difícil”. Hombre, una cosa es difícil y otra es imposible, que es como se la pintó el barman argentino cuando su novia Lidia, entre risas, le dijo que le quería “convertir”. 

Me llaman el “transformer” de mi barrio“, le decía Manu, que iba a por todas, pero el argentino respondía rompiendo todas las esperanzas amorosas del joven: Si tú eres un “transformer” yo soy de acero… imposible de romper“. Matías es como Antonio Recio, tiene un mecanismo ancestral en la parte donde la espalda pierde su nombre.

Una historia triste con final feliz, ya que Manu, después del ZASCA del camarero, conoció a Jonathan, con el que cenó y terminó dándose una segunda cita. Quien no se consuela es porque no quiere.