Web
Analytics

Una fotógrafa transformó a mujeres mayores de hasta 78 años en chicas pin-up, y el resultado es alucinante

Todos tenemos derecho a sentirnos atractivos, independientemente de nuestra edad.

Al menos, eso es lo que piensa Chrissy Sparks, de Birmingham, Reino Unido, toda una maestra de la fotografía de boudoir. Sparks es capaz de sacar lo mejor de cada mujer usando maquillaje, iluminación y técnicas de edición.

“Quiero que las mujeres comunes tengan acceso a toda una experiencia de sesión de fotos con imágenes como las de portadas de revista, al igual que las modelos”, contó Chrissy a The Mirror.

“A través de mi trabajo, celebro a las mujeres de todas formas y tamaños, y creo que con la pose, iluminación y estilo adecuado, puedo sacar lo mejor de la belleza de una mujer.”

Desde su estudio, Chrissy y su equipo retratan a mujeres de todas las edades, con más de 250.000 $ en lencería, corsés, vestidos y otros muchos accesorios. Sin embargo, son las señoras mayores las que se transforman de forma más sorprendente.

“Las razones por las que quieren una sesión son variadas. Quizá es solo para sentirse sexys. Sé cómo asesorar al cliente para que su cara, piel y postura no reflejen los signos de la edad y capto imágenes que sacan lo mejor de una mujer. Las clientas más maduras quieren tener buen aspecto para su edad, no les interesa volver a ser jóvenes.”

Muchas de sus clientas llegan muy nerviosas y con complejos corporales, pero ella segura que los resultados hacen maravillas con su autoestima. “Las reacciones varían entre lágrimas de alegría, regalos, tarjetas de agradecimiento e historias de cómo la sesión ha aumentado su confianza y autoestima”, cuenta.

Juzgad vosotros mismos:

Fuente.