Web
Analytics

Una influencer rechaza utilizar filtros y presume de “bigote” para acabar con los estándares de belleza

No importa si eliminas tu vello con cera, afeitándolo, o utilizando alguna técnica nueva como el “sugaring” —la técnica de la depilación con azúcar—. O si, por el contrario, no haces nada para eliminarlo y lo aceptas en todo su esplendor. Lo que haces con tu vello corporal debería ser una decisión estrictamente personal.

Sin embargo, la sociedad tiene una influencia tan fuerte en la manera en la que vemos el vello corporal femenino, que muchas mujeres no cuestionan en absoluto que se haya convertido en una parte aceptada —y bastante cara— de la rutina de belleza. Pero, ¿por qué los hombres tienen la opción de hacer lo que quieran, mientras que la mayoría de las mujeres no sienten la misma libertad al respecto?

Todos nacemos con vello corporal y todos deberíamos tener el derecho a mostrarlo como nos apetezca. A fin de cuentas, estamos en 2021 y no deberíamos tener una visión tan limitada de lo que se considera hermoso en las mujeres. Quizás por ello, una foto se ha convertido en todo un fenómeno viral en Instagram.

Os presentamos a Joanna J. Kenny, una esteticista británica de 31 años, que se ha convertido en todo un referente en las redes sociales. Sin duda, su publicación más comentada ha sido un primer plano de su labio superior. Kenny no tiene miedo a ser como es, y en la popular imagen presume de bigote con orgullo, derribando tópicos absurdos sobre la belleza

La imagen está acompañada de un texto que muchas han considerado empoderador. “Dedicado a todos mis amigos de vello oscuro. Llevo mi nuevo lápiz de labios y máscara azul para recordaros a todos que el vello facial es NORMAL”, escribió la influencer.

Kenny explicó que se empezó a dar cuenta de su bigote, y de su vello facial en general, cuando era adolescente. “Avergonzada, terminaría usando cualquiera cosa que tuviera a mano para quitarlo. Cuando mi acné se puso peor, descubrí que todos los métodos para eliminar el vello facial eran muy molestos”, explicó.

“Aunque durante el último año mi piel está mucho mejor, todavía no he vuelto a empezar a depilarme el vello facial. Como tengo el pelo claro, me doy cuenta de que mi pelillo de melocotón no se nota tanto como a mis amigas morenas. Pero de vez en cuando aparece algún troll en los comentarios para señalar que tengo bigote”, dijo la influencer.

Con mucha razón, esta experta en el cuidado de la piel explica que, de la misma forma que ocurre con el acné, los poros, o las arrugas, el vello facial se elimina en la mayoría de imágenes que aparecen en los medios. De esta manera, influencian el punto de vista de lo que la gente considera normal. “Así que este es mi intento de normalizar el vello facial para cualquier persona que creció creyendo que era algo de lo que avergonzarse”, concluyó Kenny.

Su publicación obtuvo una gran cantidad de comentarios positivos de sus seguidores, que le agradecieron que compartiera una imagen sin retoques y con un mensaje tan valiente. No es la primera vez que la esteticista ha usado esta plataforma para hablar sin tapujos sobre su vello facial: recientemente compartió una lista de las razones por las que el vello facial le hace sentir hermosa.

“El vello facial no me hace parecer sucia”, empezó diciendo, “ni me hace ser menos mujer”. “Aceptar mi vello facial no significa que no me cuide, ni que tengan un desajuste hormonal. (…) Que decida no eliminar mi vello facial no significa que esté en desacuerdo con quien sí lo hace. La cuestión es que todos deberíamos tener la opción de elegir por nosotros mismos sin miedo a ser juzgados”, concluyó.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?