in

Una madre dando a luz no se dio cuenta de lo que hacía su corgi, hasta que la fotógrafa le mostró unas imágenes

Patrocinados

“Como fotógrafa de partos, cada ocasión en que lo hago es especial, pero esta familia tiene un sitio especial en mi corazón”.

Así se expresó Kristin Waner. La fotógrafa ya ha estado en 2 de los 3 partos de Brooke, y en ambos casos estuvo presente un miembro de la familia para ayudarla.

En el primer parto, cuando nació su hijo Boyd, la familia tenía a un corgi llamado Ryder que era conocido por ser muy cariñoso. Todo el rato iba a ver a su dueña para asegurarse de que estaba bien, se dejaba abrazar durante las contracciones, y la vigilaba mientras caminaba para paliar el dolor.

Os presentamos a Ryder.

Por desgracia, Ryder no llegó a ver el parto siguiente… pero su hermano Ranger estuvo ahí. En cuanto Waner entró en la casa, Ranger pudo darse cuenta de que pasaba algo emocionante. Sintió mucha curiosidad, y se convirtió en una presencia reconfortante mientras Brooke tenía contracciones.

Patrocinados

De vez en cuando saltó sobre la cama para darle un beso a su dueña, mostrando el precioso vínculo entre madre, bebé… y mejor amigo del hombre. Y cada vez que veía al perro interactuar con Brooke, Waner se encargaba de sacar todas las fotos posibles, porque sabía que eran muy especiales.

En la piscina para partos —con el marido de Brooke y Jenny, la doula— las cosas progresaron muy deprisa, y Ranger se sentó en el sofá vigilando. Finalmente fue una niña, Berkley, y Ranger no paró de saltar para conocerla. Estuvo mirándola constantemente, desde que la pesaron hasta que le pusieron ropita por primera vez, siempre hinchado de orgullo y felicidad.

Cuando Waner comprobó las fotos, le parecieron perfectas. Le mandó algunas a Brooke, que durante el parto no se había dado cuenta del detalle de que Ranger nunca se apartó de su lado. Ahora, se alegra mucho de haber captado ese detalle, ya que le permite ver cosas de aquel mágico momento de las que no se había fijado.

Patrocinados

Además, las reacciones en Facebook fueron geniales: nadie criticó las fotos, ni desaprobó lo ocurrido, y hubo una avalancha de respuestas positivas. Estamos deseando ver cómo florece la relación entre Ranger y Berkeley, igual que con su madre.

Ryder iba a ver a su dueña para comprobar que estaba bien. Se dejaba abrazar durante las contracciones…

Bored Panda

…y la vigilaba mientras caminaba para paliar el dolor.

Bored Panda

Por desgracia, Ryder no llegó a ver el parto siguiente. Pero su hermano Ranger estuvo ahí.

Bored Panda

Ranger sabía que algo pasaba, y sentía mucha curiosidad, pero era una presencia reconfortante. De vez en cuando saltaba sobre la cama para darle un beso a su dueña.

Bored Panda

Era algo bonito de ver: el vínculo entre madre, bebé y mejor amigo del hombre.

Bored Panda

Era una presencia reconfortante mientras Brooke tenía contracciones, sabía que era especial.

Bored Panda

Cuando se trasladaron a la piscina para partos, Brooke progresó muy deprisa.

Bored Panda

El marido de Brooke y Jenny la doula estaban a su lado para apoyarla durante las contracciones.

Bored Panda

Sabía que estaba en buenas manos, así que esperó pacientemente a que llegara el bebé.

Bored Panda

Este parto parecía más duro e intenso que el anterior, pero lo consiguió.

Bored Panda

¡Y fue una niña! Se llamó Berkeley.

Bored Panda

Ranger no paraba de saltar para conocerla.

Bored Panda

Le encantó.

Bored Panda

Estuvo mirándola constantemente, desde que la pesaron hasta que le pusieron ropita. Parecía orgulloso.

Bored Panda

Ya en casa, comprobando las fotos, Waner se dio cuenta de que eran perfectas.

Bored Panda

Le mandó algunas a Brooke, y ella no se había dado cuenta de que Ranger nunca se apartó de su lado.

Bored Panda

Se alegró de haberlo captado, y de que ella ahora pueda ver cosas que de otro modo no habría notado.

Bored Panda

Lo más bello de todo es que Brooke también es doula, se dedica a ayudar y reconfortar a muchas otras madres en estos momentos tan especiales.

Bored Panda

Nos alegramos de que tuviera a sus corgis durante sus partos para guiarla.

Bored Panda

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros?

Patrocinados

Fuente

Patrocinados

Se encontró un viejo juguete que crece en el agua en una tienda de 2ª mano, pero nunca imaginó lo que ocurriría 23 horas después.

Todos se reían cuándo ella les dijo que viviría en un garaje, hasta que lo vieron por dentro…