Web
Analytics

Una madre indignada con el contenido sexual de unos calzoncillos invernales

homealonemom

Jenna Murphy, de 34 años, es una madre que, como todas las madres, le compra los calzoncillos a su marido e hijos. Nunca en la historia un hombre que viva con una mujer, ya sea su progenitora, novia o esposa, se ha comprado unos calzoncillos o un pijama. Un misterio del que bien podría hablar Iker Jiménez en ‘Cuarto Milenio’.

iker-jimenez-gif

Bueno, volvamos al tema, Jenna compró unos calzoncillos navideños para su marido, pero cuando llegó a casa y, suponemos, se puso las gafas, su indignación se veía desde el espacio: ¡la zanahoria de uno de los muñecos de nieve estaba siendo utilizada a modo de pene!: “No podía creer lo que veían mis ojos cuando vi en el patrón un muñeco de nieve con una zanahoria ahí. Pensé que era un estampado divertido, pero tengo una hija de dos años y ahora los tengo que esconder en la ropa sucia, porque no sé cómo explicarle lo que está haciendo el muñeco”. 

giphy-8

El drama de esta mujer no es ninguna broma, y en una entrevista en el periódico ‘The Sun‘ ha asegurado que “definitivamente miraré diferente a las zanahorias en mi cena de Navidad”. Pero, por favor, no hay que reírse, Jenna ha tenido que esconder los nuevos gayumbos de su esposo en el armario: “Compré los bóxer para mi marido en las rebajas de Enero y los he dejado en el altillo con el resto de cosas de Navidad”. 

nintchdbpict000287347727nintchdbpict000287347734