Web
Analytics

Unos turistas “secuestraron” a una cría de bisonte porque pensaban que tenía frío… y por su culpa lo han tenido que sacrificar

Por favor, pase lo que pase, intentad evitar tocar la vida salvajey nunca intentéis meterlo en vuestro coche. Esto es precisamente lo que hicieron un padre e hijo que se encontraban haciendo turismo en el parque de Yellowstone cuando se encontraron con una cría de bisonte… y acabaron metiéndolo en la parte trasera de su coche porque pensaron que tenía frío.

facebookgrabjp1

Después de meterlo en el vehículo, la pareja condujo al pequeño y confuso animal a la estación de los guardabosques, para que pudieran hacer algo al respecto. Karen Richardson, una madre que se encontraba guiando a un grupo que visitaba el parque, vio el surrealista incidente de primera mano:

Exigían hablar con un guardabosques. Estaban seriamente preocupados de que el animal se congelara de frío y muriera. (…) Ellos creían sinceramente que estaban haciendo un servicio y ayudando a la cría para salvarla del frío.

Muchas gracias, preocupado turista… ¡pero ese no es tu trabajo!

Richardson compartió una imagen del incidente en su perfil de Facebook:

https---blueprint-api-production.s3.amazonaws.com-uploads-card-image-88828-facebookgrabjp-1

Los guardabosques finalmente aparecieron, y multaron a padre e hijo por haber recogido a la cría de bisonte. A los turistas de Yellowstone se les instruye para mantenerse a más de 23 metros de distancia de los mamíferos más grandes, así que meter a uno de ellos en tu coche es una clara violación de este edicto.

Desgraciadamente, además en este caso la interferencia de los humanos ha tenido unas consecuencias trágicas:


Este es el comunicado del parque:

En las redes sociales ha circulado la historia sobre personas metiendo a una cría de bisonte en su coche. La historia es cierta, y su triste final muestra la importancia de mantenerse una distancia segura de la vida salvaje. Esta es la historia completa:

La semana pasada, unos visitantes fueron citados por haber metido a un bison recién nacido en su vehículo y haberlo transportado a las instalaciones del parque por su errónea preocupación por el bienestar del animal. En términos de seguridad, fue una acción peligrosa porque los animales adultos son muy protectores de sus crías y se comportarán agresivamente para defenderlas. Además, la interferencia de la gente puede hacer que las madres rechacen a sus crías. En este caso, los guardabosques intentaron repetidamente reunir al bisonte recién nacido con su manada. Estos esfuerzos fracasaron. La cría de bisonte tuvo que ser sacrificada porque había sido abandonada y estaba causando una situación peligrosa al acercarse continuamente a la gente y los coches que encuentra por la carretera.

En un vídeo viral reciente, un visitante se acercó hasta casi poder tocar a un bisonte adulto en la zona del Old Faithful. Otro vídeo ha mostrado a visitantes posando para hacerse fotos a distancias extremadamente poco segura e ilegal. El año pasado, cinco visitantes fueron heridos de gravedad cuando se acercaron demasiado a un bisonte. Los bisontes atacan a más visitantes en Yellowstone que cualquier otro animal.

Acercarse a los animales salvajes puede afectar dramáticamente a su bienestar y, en este caso, a su supervivencia. Las regulaciones del parque exigen que estéis a al menos 25 yardas (23 metros) de toda la vida salvaje (incluyendo bisontes, alces y ciervos), y al menos a 100 yardas (91 metros) de osos y lobos. No hacer caso a estas regulaciones puede resultar en multas, heridas e incluso la muerte. La seguridad de estos animales, y la seguridad de las personas, depende de que todos usemos nuestro sentido común y sigamos estas simples normas.

No sabemos qué es más desolador: el hecho de que este bisonte haya perdido la vida porque la gente no puede seguir las normas, o el hecho de que la gente necesite reglas para saber que no debe meter a un animal salvaje en el maletero

Vía Elegí mal día.