Web
Analytics

Usó un corsé durante seis años y ahora su cuerpo es así

La máxima obsesión de Aleira Avendaño, de 25 años, es llegar a tener una cintura de 50 centímetros, y es capaz de poner en peligro su salud para conseguirlo.

Avendaño lleva años utilizando corsés 23 horas al día para conseguir su objetivo. Los médicos le han recomendado que se detenga, porque su obstinación podría ser fatal, pero ella no parece que vaya a detenerse hasta lograr su objetivo

3

En la actualidad, su cintura es de únicamente 55 centímetros. Además, la obsesión de Avendaño por su imagen le ha llevado también a pasar por el quirófano en varias ocasiones, realizándose operaciones en su trasero, en los gemelos e incluso operaciones de estética en su cara.

4

Sus médicos están considerablemente preocupados, por razones obvias. Y es que todos sus órganos internos se encuentran completamente desplazados e incluso algunos están, literalmente, encima de otros.

5

Pero para Avendaño, lo más importante es su físico y no su salud, algo que ya le está causando problemas y que irá a peor en el futuro. Ella, sin embargo, se siente feliz ya que está consiguiendo su sueño de tener una cintura así de pequeña.

6

Estamos demasiado acostumbrados a ver a personas obsesionadas con la imagen, que son capaces de poner su salud segundo plano con tal de verse más delgadas de lo normal. Pero en este caso, es absolutamente increíble ver cómo alguien es capaz de llevar a estos extremos para conseguir su imagen deseada…

7

En este vídeo podéis verla en acción. Es simplemente inquietante ver a una persona con una cintura así interactuando con personas “normales:


¿Qué os parece a vosotros?

Vía Elegí mal día.