Web
Analytics

“Yo me cago en tu puñetera madre”, ‘Sálvame’ deja en manos de la audiencia el despido de Rafa Mora y Anabel Pantoja

Sálvame vivió el pasado viernes uno de los momentos más desagradables que se recuerda con el enfrentamiento entre Anabel Pantoja y Rafa Mora que acabó con comentarios muy desagradables.

La influencer acusó a Mora de estar en televisión gracias a Kiko Rivera, su primo, y le echó en cara que se aproveche de él para sacarle información que luego desvela en el programa: “Te aprovechas para sacarle información. Das datos que él no te ha autorizado”, criticó ella.

Anabel Pantoja lo acusó de criticar a su mejor amigo Kiko Rivera detrás de las cámaras y el valenciano aseguró que era mentira. Rafa Mora muy enfadado lo negó todo y se ofreció someterse a un polígrafo y si “la máquina de la verdad” decía que mentía se comprometía a pagar 100.000 euros. “Yo los tengo, que no soy como tú. Si los tuvieras le pagarías el ascensor a tu padre. Págale el ascensor, que va a la pata coja”, sentenciaba el colaborador, refiriéndose a los problemas de movilidad que sufre su padre y que le complican el acceso a su propio domicilio.

Esta acusación enfadó a Pantoja que abandonó el plató: “Yo me cago en tu puñetera madre, desgraciado. La última vez que llamas a mi padre cojo, que te cojo la cabeza y te la reviento”.

Sálvame se ha desmarcado de este altercado y ha pedido disculpas por lo sucedido. El formato aceptaba la apuesta del valenciano y por fin se sometió al polígrafo.

La pregunta más esperada era si realmente Rafa Mora había traicionado a su amigo Kiko Rivera. El polígrafo determinó que no, que el colaborador dice la verdad, por lo que los 100.000€ por los que Rafa Mora había jurado ser leal a su amigo, se quedan en buen recaudo. Lo único en lo que el colaborador ha fallado ha sido al no reconocer que se le había ofrecido dinero a cambio de hablar sobre Kiko Rivera, pregunta en la que el polígrafo ha determinado que miente.