Andrés Felipe, el joven hallado sin vida en una cueva de Ibiza: “Se lanzó al agua sin avisar”

Anuncios

Trágico suceso.

La tragedia se cebó con Andrés Felipe, un joven médico colombiano de 28 años que trabajaba en el SAMU 061 de Ibiza, el pasado fin de semana. El domingo, su cuerpo sin vida fue recuperado del interior de la Cueva de la Luz, una cavidad submarina situada al norte de la isla, donde se había sumergido el día anterior sin avisar a sus dos compañeros de senderismo.

Anuncios

Según relataron fuentes cercanas al caso al ‘Diario de Ibiza’, el sábado, sobre las 15:00 horas, el grupo había llegado hasta el cartel que advierte del peligro de descender al nivel del mar, en la zona conocida como s’Ullal de na Coloms. Fue entonces cuando Andrés Felipe, sin mediar palabra, se quitó el pantalón, se puso unos escarpines y se lanzó al agua, dejando atónitos a sus amigos.

Estos le recriminaron la imprudencia y trataron de rescatarle, pero no pudieron alcanzarle. Ante la desesperación, decidieron que uno de ellos se quedara en el lugar, animando al médico a salir, mientras el otro iba a pedir ayuda. Sin embargo, con el paso de las horas y la caída de la noche, Andrés Felipe perdió el contacto y la consciencia.

Anuncios

El aviso llegó al 112, que movilizó al grupo de rescate vertical de los Bomberos de Ibiza, a Salvamento Marítimo y al Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil. Pero el operativo se encontró con unas condiciones meteorológicas adversas y un oleaje muy fuerte, que impedían el acceso a la cueva tanto por mar como por tierra. De hecho, nadie podía entrar ni salir de esa cueva por el estado del mar. Así, la búsqueda tuvo que suspenderse durante la noche, ante la angustia de los familiares y amigos del médico.

Anuncios

El domingo por la mañana, el dispositivo se reanudó, con la incorporación de dos especialistas del Grupo Especial de Rescate de Intervención de Montaña (GREIM) de la Guardia Civil. A pesar de que el tiempo seguía siendo desfavorable, se decidió llevar todo el material de rescate y de buceo por tierra, para intentar acceder a la cueva desde el interior. Por la tarde, aprovechando una ligera mejora del estado del mar, los buzos del GEAS se sumergieron en la cueva, donde hallaron el cuerpo sin vida de Andrés Felipe, más de 24 horas después de su fatal decisión.

El joven médico era muy querido y apreciado por sus compañeros del SAMU 061, que le recordaron con emotivos mensajes en las redes sociales. Andrés Felipe era natural de Colombia, donde se había graduado en Medicina, y había llegado a Ibiza hace unos meses para trabajar como médico de urgencias. Su sueño era especializarse en cirugía plástica y estética, según contó su hermana al ‘Diario de Ibiza’. Su familia viajó a la isla para hacerse cargo de los trámites para la repatriación del cadáver.