“Avisó minutos antes”: la reacción de la pareja del torero Juan Ortega tras ser abandonada en el altar en el último momento

El torero Juan Ortega cancela su boda a última hora.

Cancelar una boda en el último momento es una de las situaciones más dramáticas y dolorosas que se pueden vivir. No solo implica romper con la ilusión de compartir la vida con la persona amada, sino también enfrentarse al rechazo, la vergüenza, la culpa y la decepción de los familiares y amigos que habían sido invitados al enlace.

El drama se multiplica si la cancelación se produce el mismo día de la celebración, cuando todo está preparado y los invitados están esperando. En ese caso, la pareja tiene que lidiar con las consecuencias económicas, legales y emocionales de su decisión. Además, tiene que dar explicaciones a todos los que se habían implicado en la organización de la boda, desde el cura o el juez hasta el fotógrafo o el catering.

Sea como sea, se trata de algo que, como suele decirse, “ocurre hasta en las mejores familias”. Como muestra un botón: el torero Juan Ortega tomó este fin de semana esta drástica decisión, dejando a su novia Carmen, una prestigiosa cardióloga, con el vestido puesto y el corazón roto. Por el momento no se conoce la reacción de ella ni la de sus allegados, que han tenido que asumir el duro golpe y cancelar la celebración.

“Avisó minutos antes”.

Un hecho insólito ha sacudido el mundo taurino este sábado. El matador de toros Juan Ortega, una de las figuras emergentes del toreo, ha decidido no casarse con su prometida, la cardióloga jerezana Carmen, apenas unos minutos antes de la ceremonia.

Según informa el diario La Razón, el torero llamó por teléfono a su novia para comunicarle su decisión, alegando “circunstancias personales”. La noticia ha causado un gran revuelo entre los invitados, que ya se encontraban en la iglesia donde se iba a celebrar el enlace, previsto para las doce del mediodía.

Una boda con 500 invitados.

Un día después, ha salido a la luz la reacción de la novia, Carmen. Está “rota. No para de llorar. No encuentra consuelo”, confirma su círculo más cercano. En ‘Fiesta’, el espacio de Telecinco la periodista Mónika Vergara confirmó que la joven se encontraba preparándose en casa de sus padres para en enlace, y que ahora se ha quedado allí, arropada por su familia, su hermana y sus amigas.

La boda de Juan Ortega y Carmen era uno de los acontecimientos sociales más esperados del año en el ámbito taurino. A la celebración, que iba a tener lugar en Jerez de la Frontera, habían sido invitadas unas 500 personas, entre las que se encontraban numerosos compañeros de profesión del torero, así como personalidades del mundo de la cultura, la política y el deporte.

Juan Ortega, de 33 años, nació en el barrio sevillano de Triana y se formó en las escuelas taurinas de Sevilla y Córdoba, donde estudió Ingeniería Agrónoma. Tomó la alternativa en 2014 en Pozoblanco, un día después del 30 aniversario de la muerte de Paquirri en esa misma plaza. Confirmó su doctorado en Las Ventas en 2016 y desde entonces ha cosechado importantes triunfos en las principales ferias.