Condenada por el juez. Rocío Carrasco contra las cuerdas por una sentencia que la pone al borde de la ruina

Anuncios

Condenada por no pagar la pensión a su hijo

La hija de Rocío Jurado, Rocío Carrasco, ha sido condenada por un delito de impago de pensiones a su hijo David Flores, que padece una discapacidad. Así lo ha dictado el juez Juan Antonio Toro, del juzgado número 23 de Lo Penal de Madrid, en una sentencia que ha tenido acceso CASO ABIERTO, canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica.

Anuncios

Según el fallo judicial, emitido el 31 de julio y recurrible ante la Audiencia Provincial de Madrid, Carrasco deberá pagar seis meses de multa a razón de cinco euros al día (900 euros en total) y abonar a su hijo 13.200 euros más los intereses correspondientes por las 66 mensualidades (cinco años y medio) que no le ha pagado desde enero de 2018, cuando se fijó la pensión de 200 euros al mes por una decisión del juzgado de Violencia contra la Mujer de Alcobendas.

La pena más baja posible

El juez ha impuesto a Carrasco la pena más baja posible para este tipo de delito, que el Código Penal castiga con entre seis y 24 meses de multa y hasta un año de prisión. En el juicio, celebrado el pasado 28 de junio, el fiscal pedía para ella una multa mucho mayor, de 10.800 euros.

Anuncios

Carrasco alegó en la vista oral que tenía todos sus bienes embargados por la Agencia Tributaria y que había intentado pagar la pensión a su hijo pero no había podido. Sin embargo, el juez no le da credibilidad a esta versión y considera probado que Carrasco no ha cumplido con su obligación.

La acusación se retira

Durante el juicio, que Carrasco solicitó sin éxito que fuera público, la acusación particular, que representaba al hijo, David Flores, se retiró. El joven explicó en la sala que solo quería recibir el dinero que le correspondía y su abogado renunció a pedir un año de cárcel para Carrasco. También se desistió de que declarara como testigo la otra hija, Rocío Flores.

Anuncios

Carrasco intentó que se rechazara la legitimidad de su ex marido, Antonio David Flores, para sumarse a la acusación contra ella, algo que también desestimó el magistrado. El juez entiende que Antonio David conserva la patria potestad “prorrogada” sobre su hijo, debido a que, pese a ser mayor de edad, tiene una discapacidad. David Flores “no tiene independencia ni autonomía propia”, señala la sentencia.

Anuncios