Es muy raro: Nacho Abad desmonta la versión oficial de la muerte de Álvaro Prieto

La muerte de Álvaro Prieto: un trágico accidente que genera dudas

El pasado 10 de octubre, el cuerpo sin vida de Álvaro Prieto, un joven de 18 años, fue hallado entre dos vagones de un tren en la estación de Santa Justa, en Sevilla. El chico había desaparecido una semana antes, tras salir de su casa en Córdoba para ir a visitar a unos amigos. La noticia conmocionó a su familia, sus amigos y a toda la sociedad, que se preguntaba cómo había podido ocurrir algo así.

Según los resultados de la autopsia, Álvaro Prieto murió electrocutado al tocar la catenaria de un tren, es decir, el cable que suministra electricidad a las locomotoras. Esta hipótesis se basa en unas imágenes captadas por una cámara de seguridad de una gasolinera cercana, en las que se ve al joven subido al techo de un tren. Al parecer, Álvaro Prieto habría intentado colarse en el tren sin pagar el billete y, al hacerlo, habría entrado en contacto con la catenaria, que le habría provocado una descarga mortal.

Las incógnitas que rodean al caso

Sin embargo, esta versión oficial no ha convencido a todo el mundo. Desde que se conoció el suceso, han circulado por las redes sociales diversas teorías alternativas, que apuntan a la posible intervención de terceras personas o a la existencia de algún tipo de encubrimiento. Algunos se preguntan cómo pudo acceder Álvaro Prieto al recinto ferroviario, que está vallado y vigilado. Otros dudan de que pudiera subir al techo del tren, que es de aluminio y no tiene puntos de agarre. Y otros cuestionan la veracidad de las imágenes que supuestamente muestran al joven sobre el tren.

Para arrojar algo de luz sobre estas cuestiones ha hablado Nacho Abad desde un medio en el que colabora, que ha seguido el caso desde el principio y ha aportado datos relevantes. Según Abad, la Policía Nacional descartó desde el primer momento la participación de otras personas en la muerte de Álvaro Prieto y se centró en la hipótesis del accidente. Abad también ha explicado cómo pudo acceder el joven al tren y cómo murió electrocutado.

La explicación de Nacho Abad

De acuerdo con Abad, Álvaro Prieto entró al recinto ferroviario por una zona donde suelen ir drogadictos a consumir. Allí caminó por las vías hasta llegar al tren donde fue encontrado. Abad ha descartado la teoría de que saltara desde un puente cercano, ya que el tren que estaba debajo del puente no era el mismo donde apareció el cuerpo. Además, ha afirmado que hay una distancia de unos 15 metros entre los trenes, lo que hace imposible el salto.

Abad ha asegurado que Álvaro Prieto subió al techo del tren trepando por el hueco que hay entre los vagones, que mide medio metro de ancho. Para ello se impulsó hacia arriba y apoyó la tripa en la parte superior del vagón. Luego se agarró a la catenaria con una mano y recibió la descarga eléctrica. Abad ha basado su argumentación en las huellas dactilares que se encontraron en sentido ascendente entre los vagones.

Así pues, según Nacho Abad, todo apunta a que la muerte de Álvaro Prieto fue un trágico accidente, fruto de una imprudencia. No obstante, aún quedan algunos aspectos por esclarecer y el caso sigue abierto a la espera de nuevas pruebas.