La infantil reacción de Ana Obregón después de escuchar a Alessandro Lequio “renegar” de su nieta

Duras críticas a la televisiva tras aparecer en Telecinco.

Un nuevo capítulo en la guerra entre Ana Obregón y Alessandro Lequio se ha escrito esta semana, después de que la actriz hiciera un emotivo llamamiento al padre de su hijo fallecido para que conociera a su nieta, fruto de la relación de Álex Lequio con Carolina Monje. Sin embargo, el colaborador de televisión ha rechazado de forma tajante la invitación y ha vuelto a dejar claro que no considera a la pequeña Ana Sandra como parte de su familia.

Ana Obregón regresó a la pequeña pantalla el pasado lunes en el programa ‘TardeAR’, presentado por Ana Rosa Quintana, para hablar de su estado de ánimo tras el nacimiento de su nieta, a la que considera “un regalo del cielo” y “un milagro” que le ha devuelto la ilusión. La bióloga confesó que está muy feliz de ser abuela y que disfruta mucho de los momentos que pasa con la bebé, a la que ve muy parecida a su hijo Álex.

El mensaje de Ana Obregón a su ex Alessandro Lequio.

En su entrevista, Ana Obregón también aprovechó para mandar un mensaje público a Alessandro Lequio, con quien mantiene una tensa relación desde hace años, y le pidió que se acercara a conocer a la niña antes de que se celebrara el bautizo, previsto para el próximo mes de diciembre. “La niña tiene ganas de verte, le he enseñado fotos tuyas y sonríe… es la hija de tu hijo y creo que sería muy feliz Aless si pudiera abrazarla”, dijo la actriz con voz entrecortada.

Sin embargo, las palabras de Ana Obregón no tuvieron el efecto deseado en Alessandro Lequio, que al día siguiente respondió con dureza desde el plató de ‘Vamos a ver’, donde colabora habitualmente. El italiano se mostró muy molesto por el llamamiento de su ex pareja y aseguró que no tenía ninguna intención de ver a la nieta que comparten. “Soy una persona educada, la respeto profundamente porque es la madre de mi hijo”, comentó al principio, pero luego añadió: “Por una cuestión de higiene mental he decidido no hablar, soy incapaz de estar todo el día sacando este tema y por eso me mantengo en silencio”.

Además, Alessandro Lequio despreció el argumento de Ana Obregón de que la niña quería conocerlo y afirmó que una bebé de siete meses no tiene capacidad para desear nada. “Una bebé de siete meses no tiene capacidad para desear conocer a alguien”, sentenció el colaborador, que también dejó claro cuáles son sus prioridades en la vida. “Lo importante es cómo estoy yo, cómo está mi mujer y mi hija y todo lo demás me da igual.”

Estas declaraciones han caído como un jarro de agua fría en Ana Obregón, que según ha revelado el periodista Sergio Pérez en el programa ‘Fiesta’, se ha sentido muy dolida por el desplante de Alessandro Lequio. El colaborador ha explicado que la actriz ha viajado a Barcelona para firmar ejemplares del libro que ha escrito sobre su hijo y que ha tomado una determinación tras escuchar las últimas palabras de su ex.

“Le parece estupendo”.

“Ha ido a Barcelona porque va a hacer una firma de libros del hijo y lo que te puedo asegurar Emma García es que la determinación que ha tomado Ana Obregón después de la última intervención de Alessandro Lequio, donde sigue matizando que su familia es su mujer y su hija, es que no va a volver a hablar más de Alessandro Lecquio y que le parece estupendo todo lo que ha dicho”, ha contado Sergio Pérez.

Así, la guerra entre Ana Obregón y Alessandro Lequio parece lejos de terminar, mientras que la pequeña Ana Sandra sigue creciendo ajena al conflicto familiar que la rodea. La actriz, por su parte, ha decidido centrarse en su faceta de abuela y en el recuerdo de su hijo, al que sigue homenajeando en sus redes sociales.

La actitud de Ana Obregón con respecto a su nieta y a Alessandro Lequio ha generado mucha polémica y ha dividido a la opinión pública. Algunos defienden a la actriz y la apoyan en su deseo de que el padre de su hijo fallecido conozca a la pequeña, mientras que otros la critican por exponer el tema en los medios de comunicación y por presionar a su ex pareja.

Los detractores de Ana Obregón consideran que está siendo injusta con Alessandro Lequio, que tiene derecho a decidir si quiere o no tener relación con la nieta que no reconoce como suya. Además, le reprochan que esté utilizando a la niña como un instrumento para atacar a su ex y para llamar la atención. También le acusan de ser infantil y de no respetar la voluntad de su hijo, que según ellos, nunca quiso que su padre se enterara de su paternidad.