Luis Rubiales comunica ahora que presentará su dimisión, y todos señalan el mismo detalle

Luis Rubiales se va: el presidente de la RFEF anunciará su dimisión este viernes.

El escándalo del beso no consentido a la futbolista Jenni Hermoso ha sido la gota que ha colmado el vaso de la gestión de Luis Rubiales al frente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Según ha podido saber en exclusiva la Cadena SER, el presidente de la RFEF comunicará su renuncia al cargo en la asamblea extraordinaria que se celebrará este viernes.

Rubiales, que llevaba al frente de la federación desde mayo de 2018, se ha visto envuelto en numerosas polémicas y enfrentamientos con distintos estamentos del fútbol español, como la Liga, los árbitros, los clubes o los propios jugadores. Su gestión ha estado marcada por las denuncias y los procedimientos judiciales en su contra, tanto por su etapa como presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) como por su actuación al frente de la RFEF.

El “beso” a Jenni Hermoso.

La situación se ha vuelto insostenible tras el episodio ocurrido el pasado 9 de julio, cuando Rubiales besó sin permiso a Jenni Hermoso, una de las estrellas de la selección femenina que acababa de proclamarse campeona del mundo. El gesto fue captado por las cámaras y provocó una ola de indignación y rechazo en el mundo del deporte y la sociedad en general.

Rubiales intentó disculparse públicamente con un vídeo en el que aseguraba que se había tratado de un error y que tenía una gran admiración por Hermoso y por el fútbol femenino. Sin embargo, su intento de lavar su imagen fracasó estrepitosamente, ya que se supo que había presionado a la propia jugadora para que apareciera junto a él en el vídeo, algo que ella rechazó rotundamente.

Hermoso, por su parte, emitió un comunicado a través de su sindicato, FUTPRO, en el que expresaba su malestar por lo ocurrido y exigía “medidas ejemplares” para que “acciones como estas no queden impunes”. La futbolista recibió el apoyo unánime de sus compañeras de selección, así como de otros deportistas, personalidades y colectivos sociales.

Ante este panorama, Rubiales se ha quedado solo y sin respaldo institucional. El Gobierno, a través del Consejo Superior de Deportes (CSD), ya había anunciado que tomaría cartas en el asunto y que no toleraría este tipo de conductas machistas en el deporte. Además, la FIFA también había abierto un expediente a Rubiales por vulnerar el código ético del organismo internacional, lo que podía suponer su inhabilitación en las próximas semanas.

Así las cosas, Rubiales ha optado por adelantarse a los acontecimientos y presentar su dimisión antes de que se le echaran encima. Según fuentes cercanas al todavía presidente de la RFEF, Rubiales ya habría comunicado a su equipo su decisión irrevocable de dejar el cargo este viernes. Ese día se celebrará una asamblea extraordinaria en la sede de la federación, en la que se espera que Rubiales haga oficial su marcha y aproveche para lanzar su último mensaje.

De esta forma, se cierra una etapa turbulenta y convulsa en el fútbol español, que tendrá que buscar un nuevo líder que sea capaz de devolver la estabilidad y la credibilidad a la RFEF. Luis Rubiales se va por la puerta de atrás, dejando tras de sí un legado lleno de sombras y escándalos.

“¡Que viva la lucha de las mujeres!”

Varias personalidades del Gobierno de coalición han celebrado la caída del presidente de la RFEF y han reivindicado el papel del movimiento feminista para lograr este cambio. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha expresado un “viva el movimiento feminista” en un breve pero contundente mensaje publicado en la red social ‘X’, antes Twitter. Díaz ha sido una de las primeras en reaccionar al anuncio de la dimisión de Rubiales y ha mostrado su apoyo a las futbolistas españolas.

La ministra de Igualdad en funciones, Irene Montero, también ha celebrado la noticia y ha apuntado que “el feminismo lo está cambiando todo”. Montero fue muy crítica con el presidente de la RFEF tras el beso a la futbolista en la celebración del Mundial femenino: “Tenemos derecho a vidas libres de violencias machistas. Para ello el consentimiento debe estar en el centro”, escribió en ‘X’.

En la misma línea se ha pronunciado la ministra de Derechos Sociales en funciones y líder de Podemos, Ione Belarra, quien ha asegurado que “el feminismo nos está convirtiendo en un país mejor”. “Gracias a las que luchan, a las que no se callan, a las que arropan. Por vidas libres de violencia sexual”, ha puntualizado.

Asimismo, la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez Pam, ha equiparado la dimisión el exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón con la de Rubiales gracias a la fuerza de las mujeres y el feminismo del 8M. “De la dimisión de Gallardón a la de Rubiales escriben con ruido y ríos de tuits millones de feministas una de las etapas más importantes de nuestra historia reciente. En España ya ha cambiado todo, del 8M al Mundial. Que viva la lucha de las mujeres”, ha indicado.

Desde otras formaciones políticas también se han sumado a las felicitaciones por la dimisión de Rubiales y al reconocimiento al feminismo. “Orgullo de feminismo y orgullo de país”, ha dicho Elizabeth Duval, portavoz de Feminismo, Igualdad y Libertades LGTBI+ de Sumar. “Gana el feminismo, pierde Rubiales y el machismo más nauseabundo. Solo sí es sí”, ha añadido Pablo Fernández, portavoz de Podemos.

Desde el PSOE, la diputada por Asturias, Adriana Lastra, ha reivindicado la lucha de las mujeres, mientras que el waterpolista y secretario LGTBI del PSOE, Víctor Gutiérrez, ha explicado que “la sociedad y el deporte han cambiado, y merecen unos representantes a la altura de la realidad del 2023”.

“Estos días hemos constatado que muchas actitudes y comportamientos que se han producido históricamente sin consecuencias, afortunadamente, ya no pueden darse. Nunca más saldrán gratis”, ha escrito en ‘X’, añadiendo que la dimisión es “un paso importante”, aunque “la lucha por la igualdad continúa”.