«Me ha descuadrado por completo»: El monumental cabreo de Julián Contreras con Telecinco tras la desagradable encerrona de ‘¡De viernes!’

Agria polémica en directo en Telecinco.

El programa ‘¡De viernes!’ de Telecinco vivió ayer uno de sus momentos más tensos cuando el invitado Julián Contreras, hijo de la fallecida Carmina Ordoñez, tuvo que escuchar las acusaciones de su excasera, que le reclama más de 20.000 euros de deuda y le acusa de haber sido desahuciado del piso que compartía con su padre.

Contreras, que acudió al programa para hablar de su nuevo libro, se mostró muy enfadado por la presencia telefónica de su excasera, a la que no quiso dirigir la palabra en ningún momento. El invitado aseguró que él y su padre nunca fueron desahuciados, sino que abandonaron el piso de forma voluntaria, y que se encontraban en una situación de vulnerabilidad económica por culpa de la pandemia, que le provocó un ERTE en su trabajo.

“No acepto”.

Según Contreras, él presentó toda la documentación necesaria para demostrar su vulnerabilidad ante el juez, pero este no le dio la razón y dictó una sentencia firme en favor de la casera. El invitado afirmó que él respeta la Justicia y que espera resolver el asunto por la vía legal, sin entrar en polémicas mediáticas.

Sin embargo, la casera no se quedó callada y le reprochó a Contreras que, mientras él se declaraba vulnerable, se dedicaba a vender exclusivas y a publicar un libro que se ha convertido en un éxito de ventas. La casera le recordó que él firmó un contrato de alquiler y que tiene que cumplir con sus obligaciones, y que ella tiene pruebas de que hubo un desahucio y de que él intentó retrasarlo.

La situación se volvió muy incómoda cuando Contreras, que no quería escuchar a su excasera, sacó su teléfono móvil y empezó a consultar algo, ignorando las preguntas de los presentadores y las colaboradoras. Bea Archidona, le recriminó su actitud y le pidió que dejara el móvil si quería seguir en el programa. Contreras se defendió diciendo que él tiene por costumbre, desde hace años, no aceptar llamadas telefónicas en sus intervenciones, y que eso lo podían confirmar con la dirección del programa.

Pide que lo consulten con dirección en uno de los momentos más incómodos que se recuerdan en el programa.

El invitado se mostró muy sorprendido por la ‘jugarreta’ del programa, que no le había avisado de que iban a llamar a su excasera, y dijo que eso le había descuadrado por completo. «No, perdona. Yo creo que aquí ha habido una confusión. Porque yo, en mis intervenciones, no acepto llamadas telefónicas y lo podéis consultar con dirección», dijo. Sin embargo, Santi Acosta le replicó que no les costaba esa prohibición: «No lo tenemos así en el contrato».

«Estoy consultando porque, de verdad, es una cosa que yo tengo por costumbre, desde hace años. Estáis en vuestro derecho, pero no sabía que esto iba a ocurrir», se defendió, sorprendido ante lo que él consideró una encerrona del programa. «Me ha descuadrado esto por completo», añadió ante la sorpresa de todos. Sin embargo, el presentador de ‘De Viernes’ desmontó sus argumentos: «Ha entrado por teléfono porque nosotros hemos consultado el contrato y no pone nada de eso», zanjó Acosta.

El programa ‘¡De viernes!’ intentó así sacar más jugo al escándalo que salió a la luz hace unos días, cuando se supo que Julián Contreras y su padre habían sido demandados por su excasera por impago del alquiler y que habían tenido que dejar el piso en el que vivían. Un hecho que el hijo de Carmina Ordoñez ha negado rotundamente, pero que su excasera ha confirmado con documentos.