Web Analytics Made Easy - Statcounter

Nuria Marín obligada a interrumpir ‘Socialité’ en directo por una sentencia judicial: el multazo al que se arriesga Telecinco

Anuncios

Siguen los problemas para Telecinco.

Telecinco es una de las cadenas de televisión más populares de España, pero también una de las más polémicas. Sus programas de la prensa rosa, como ‘Sálvame’, ‘Supervivientes’ o ‘Gran Hermano’, han sido objeto de numerosas demandas y denuncias por parte de personajes públicos que se han sentido difamados, injuriados o vulnerados en su intimidad. Además, estos programas han sido criticados por fomentar el morbo, el sensacionalismo y la falta de rigor informativo.

Anuncios

Ante esta situación, Telecinco necesita blanquear sus contenidos para mejorar su imagen y reputación ante la audiencia y la sociedad. Una forma de hacerlo sería apostar por programas de calidad, que ofrezcan información veraz, contrastada y respetuosa con los derechos fundamentales de las personas. También sería conveniente que Telecinco diversificara su oferta y ofreciera contenidos culturales, educativos y de entretenimiento para todos los públicos.

Otra forma de blanquear sus contenidos sería asumir su responsabilidad social como medio de comunicación y contribuir al bienestar colectivo. Telecinco podría colaborar con causas solidarias, promover valores positivos y dar voz a los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Así, Telecinco no solo se ganaría el respeto y la confianza de los espectadores, sino que también cumpliría con su función social como servicio público.

Anuncios

Nuria Marín, obligada a interrumpir ‘Socialité’.

El sábado pasado, Nuria Marín se puso al frente de ‘Socialité’, el programa de cotilleos y actualidad que se emite los fines de semana en Telecinco. El espacio estaba centrado en la boda de Kiko Hernández y Fran Antón, dos colaboradores de ‘Sálvame’, que se casaron en Melilla con una gran exclusiva. El reportero Arnau Martínez estaba allí para contar todos los detalles del enlace y entrevistar a los invitados.

Anuncios

Pero cuando el programa estaba en pleno apogeo, Nuria Marín tuvo que hacer un alto en el camino para leer una sentencia judicial que afectaba a Mediaset. Se trataba de una demanda que había puesto Agustín Pantoja, el hermano de la tonadillera Isabel Pantoja, por intromisión al derecho al honor y a la intimidad. El juzgado de primera instancia número 5 de Chiclana de la Frontera había dado la razón al demandante y condenaba a la cadena a pagarle 50.000 euros y a cesar en sus conductas lesivas.

“Disculpen, faltaba un trocito de la sentencia que he leído anteriormente por leer”.

“En cumplimiento de lo establecido por el juzgado de primera instancia número 5 de Chiclana de la Frontera procedemos a dar lectura al fallo de la sentencia dictada en el procedimiento 3/29/2018 cuyo contenido es el siguiente”, empezaba diciendo la presentadora con semblante serio.

Anuncios

“Debo estimar y estimo parcialmente la demanda formulada por la representación de Agustín Pantoja Martín y condeno a la demanda a Mediaset España Comunicación S.A. a abonar al actor la cantidad de 50.000 euros por intromisión ilegítima en el honor y la intimidad del actor”, continuaba leyendo Nuria Marín.

“Asimismo, Mediaset España Comunicación S.A. deberá cesar inmediatamente de realizar dichas conductas y abstenerse de causar nuevas intromisiones ilegítimas en el honor y la intimidad del actor. La entidad demandada deberá publicar el fallo de esta sentencia a su costa en el mismo medio de difusión pública en el que tuvo lugar la intromisión ilegítima en la misma franja horaria en la que se emitía el programa de televisión en el canal Telecinco”, añadía la presentadora.

Anuncios

Tras leer esta parte, Nuria Marín intentaba retomar el tono habitual del programa y seguía con las noticias sobre la boda de Kiko Hernández y Fran Antón, así como sobre el reencuentro de Tamara Falcó y Boris Izaguirre en la Fashion Week de Madrid. Sin embargo, poco después se daba cuenta de que le faltaba por leer un fragmento más de la sentencia y se disculpaba ante los espectadores.

“Disculpen faltaba un trocito de la sentencia que he leído anteriormente por leer. La tengo aquí en el móvil, leo”, decía Nuria Marín cogiendo su teléfono. “Las costas causadas en el presente procedimiento deberán ser abonadas por cada parte, las causadas en su instancia y las comunes por mitad, al no haber mérito para imponerlas a una por haber litigado con temeridad”, terminaba Nuria Marín.

Anuncios

Este episodio, como decíamos anteriormente, no es nuevo para los presentadores de Telecinco, ya que durante los trece años de historia de ‘Sálvame’ tanto Jorge Javier Vázquez como Carlota Corredera o María Patiño tuvieron que leer alguna sentencia ante la audiencia por demandas interpuestas por famosos como Rocío Carrasco, Antonio David Flores o María José Campanario. Una situación incómoda que demuestra que no todo vale en el mundo del corazón.