Shakira acepta tres años de cárcel y una multa de 7,3 millones por defraudar a Hacienda

Anuncios

Duro varapalo a la cantante.

La estrella del pop Shakira ha puesto fin a su pesadilla judicial al aceptar una multa de más de 7 millones de euros para eludir la condena de tres años de prisión que le había impuesto la Audiencia de Barcelona por defraudar 14,5 millones de euros al fisco español entre 2012 y 2014.

Anuncios

La cantante colombiana, que se enfrentaba a una petición de ocho años y dos meses de cárcel por parte de la Fiscalía, ha comparecido este lunes ante la sección sexta de la Audiencia de Barcelona para ratificar el acuerdo que su defensa ha cerrado a última hora con la Fiscalía y las acusaciones particulares ejercidas por la Agencia Tributaria y la Generalitat.

Según el pacto alcanzado, Shakira ha reconocido su responsabilidad penal por seis delitos contra la Hacienda pública y ha aceptado el pago de una multa de 432.000 euros, además de la devolución de los 14,5 millones de euros que ya había abonado previamente a la Agencia Tributaria.

Anuncios

De esta forma, la artista ha evitado el juicio que debía iniciarse este lunes en la Audiencia de Barcelona y que, a lo largo de doce sesiones, debía resolver si la cantante eludió el pago de impuestos a la Hacienda española entre 2012 y 2014, simulando que residía fuera de España.

El comunicado de sus abogados.

En un comunicado difundido por la consultora ‘Llorente y Cuenca’, Shakira ha explicado que este acuerdo pretende “poner un punto y final al proceso y evitar así el impacto de la exposición mediática y el tiempo de juicio que en muchas ocasiones es de una longitud extenuante”.

Anuncios

“Me sentía lista para enfrentarme a un juicio y defender mi inocencia. Mis abogados estaban convencidos de que teníamos un juicio ganador. Sin embargo, después de muchos años de lucha, he tomado esta decisión”, ha manifestado la artista.

Anuncios

Shakira ha detallado que tenía dos opciones: “Seguir peleando hasta el final, hipotecando mi tranquilidad y la de mis hijos; dejar de hacer canciones, álbumes y giras, sin poder disfrutar de mi carrera y las cosas que me gustan, o pactar, cerrar y dejar atrás este capítulo de mi vida mirando hacia adelante”. Además, en el mismo comunicado, Shakira ha sostenido que quiere que sus “hijos vivan una vida plena” y enfocarse en lo realmente importante, verlos crecer hijos y pasar tiempo con ellos, en sus palabras.

Por otro lado, Shakira seguirá su “lucha contra la Agencia Tributaria en el caso administrativo por el ejercicio fiscal de 2011, una vía con menos desgaste y exposición que la penal”. “Desde el fondo hasta la forma, el caso de 2011 es un sinsentido; no solo porque no estaba ni cerca de ser residente en el 2011, sino porque me han hecho pagar por todo el capital de trabajo de mi gira. No han tenido en cuenta los gastos en los que incurrí y acabé pagando los gastos de mi gira dos veces”, añade la artista en el comunicado.

Anuncios

También confía en el “adecuado discernimiento de las autoridades de justicia, y en que sabrán separar la forma en que ha finalizado esta causa penal, sin que estas condiciones o afecte en lo más mínimo al caso de 2011, ya que se trata de un compartimento jurídico estanco y un proceso completamente distinto a todos los efectos”.

Anuncios