Durísima decisión de Terelu Campos sobre su madre. Le hemos ocultado que ha fallecido…

Un adiós inesperado

El mundo de la copla ha perdido a uno de sus mejores profesionales: Hilario López Millán. Su conocimiento de ese género musical era impresionante, y lo demostró durante tantos años en las diferentes emisoras de radio. Muchos recordarán sus intervenciones en programas de televisión junto a grandes artistas como María Teresa Campos, que compartió con él muchos momentos inolvidables. Hablar con Hilario de música y de copla era una delicia, porque sabía todo lo que rodeaba al mundo de las folclóricas: la historia, las anécdotas, los secretos, los éxitos y los fracasos. Hilario no solo estudiaba la copla, sino que la sentía, la amaba y la disfrutaba.

Además de ser un gran profesional, Hilario era una persona divertida y simpática, que siempre tenía un chascarrillo a punto para amenizar las tertulias de radio o de televisión. No había programa musical en el que no participara Hilario, aportando su sabiduría y su buen humor. Pero Hilario no solo era querido por sus compañeros de profesión, sino también por sus amigos y familiares, que lo recordarán con cariño y admiración.

Los veranos en Marbella con Hilario

María Teresa Campos tiene un recuerdo especial de los veranos que pasó en Marbella con Hilario y su pareja Alberto. Ellos solían alojarse en el Hotel Coral Beach, donde disfrutaban de la piscina, el sol y la playa. María Teresa recuerda cómo Hilario y Alberto siempre iban vestidos de punta en blanco, con una elegancia y un estilo inconfundibles. Antes de ir a cenar, se reunían en la zona del piano, donde charlaban y se reían con otros huéspedes del hotel.

María Teresa también recuerda el cariño que Hilario y Alberto tenían por su hija Alejandra, a la que conocieron cuando era pequeña. Cada verano, ellos le dedicaban unas palabras bonitas y unos gestos de afecto. Para Terelu, eso era un motivo de orgullo y de agradecimiento. Por eso, le hubiera gustado poder despedirse de Hilario, pero no se ha atrevido a contarle a su madre la triste noticia.

El Coral Beach, un lugar lleno de recuerdos

El Hotel Coral Beach es un lugar lleno de recuerdos para María Teresa Campos. Allí ha pasado los mejores veranos de su vida, tanto cuando estaba soltera, como cuando estaba casada o separada. Allí ha conocido a gente maravillosa, como Juan, uno de los maitres al que su sobrina Carmen llamaba Natillas. Allí también ha mantenido una buena relación con el personal del hotel, como Tenorio, Zamora o Pedro. Cada vez que llega al hotel, lo primero que hace es ir a recepción a saludar.

Este año solo ha podido ir al hotel durante unas horas, pero le ha bastado para sentir la nostalgia y la emoción de volver a un lugar tan especial para ella. Un lugar donde ha sido feliz, donde ha reído y llorado, donde ha vivido momentos inolvidables. Un lugar donde también ha echado de menos a los que ya no están, como Juan o Hilario. Un lugar al que espera volver el año que viene con más tiempo y más ganas.