Jenni Hermoso ya no se calla tras el escándalo del beso de Rubiales: se pronuncia con un durísimo comunicado

El beso de Rubiales a Hermoso desata la polémica.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, se encuentra en el centro de la controversia tras protagonizar un gesto que ha sido calificado de inapropiado, irrespetuoso y machista por parte de diversos sectores del deporte y la sociedad. Se trata del beso que le dio a la delantera Jennifer Hermoso, más conocida como Jenni Hermoso, durante la celebración de la victoria de la selección española femenina en la final del Mundial que se disputó el pasado domingo.

El hecho ocurrió cuando Rubiales subió al escenario donde se entregaban las medallas y los trofeos a las jugadoras, y se acercó a Hermoso, que acababa de recibir el Balón de Oro como mejor jugadora del torneo. Sin mediar palabra, el dirigente le plantó un beso en los labios a la futbolista, que se mostró visiblemente sorprendida y molesta por el gesto. La escena fue captada por las cámaras de televisión y rápidamente se viralizó en las redes sociales, generando una ola de críticas y reproches hacia Rubiales.

El sindicato de futbolistas exige medidas.

Ante esta situación, el sindicato de futbolistas profesionales (FUTPRO), al que pertenece Hermoso, ha emitido un durísimo comunicado en el que expresa su rechazo a la conducta de Rubiales y exige que se tomen medidas ejemplares contra él. El comunicado, publicado en la cuenta oficial de Twitter del sindicato, dice lo siguiente:

“A raíz de los acontecimientos sucedidos durante la final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA, involucrando al presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Manuel Rubiales Béjar, nuestra afiliada, Jennifer Hermoso, quiere manifestar lo siguiente: Mi sindicato FUTPRO, en coordinación con mi agencia TMJ se están encargando de defender mis intereses y ser los interlocutores sobre este asunto”.

“Pedimos a la RFEF que implemente los protocolos necesarios, vele por los derechos de nuestras jugadoras y adopte medidas ejemplares. Es esencial que nuestra selección, actual campeona del mundo, esté siempre representada por figuras que proyecten valores de igualdad y respeto en todos los ámbitos. Es necesario seguir avanzando en la lucha por la igualdad, una lucha que nuestras jugadoras han liderado con determinación, llevándonos a la posición en la que nos encontramos hoy”.

“Desde FUTPRO expresamos nuestra firme y rotunda condena ante conductas que atenten contra la dignidad de las mujeres. Asimismo, solicitamos al Consejo Superior de Deportes (CSD) que dentro de sus competencias, apoye y promueva activamente la prevención e intervención ante el acoso o abuso sexual, el machismo y el sexismo”.

“FUTPRO rechaza cualquier actitud o conducta que vulnere los derechos de las futbolistas y desde el sindicato estamos trabajando para que actos como los que hemos visto nunca queden impunes, sean sancionados y se adopten las medidas pertinentes que protejan a las futbolistas de acciones que creemos son inaceptables”.

El comunicado ha sido respaldado por numerosas personalidades del mundo del fútbol y del deporte en general, así como por organizaciones feministas y sociales que han mostrado su solidaridad con Hermoso y su indignación con Rubiales. La polémica ha llegado también al ámbito político, donde varios partidos han pedido la dimisión o el cese de Rubiales como máximo responsable del fútbol español.

Lo cierto es que el beso de Rubiales a Hermoso ha empañado el histórico triunfo de la selección española femenina, que se proclamó campeona del mundo por primera vez en su historia. Hermoso marcó tres goles y dos asistencias, recibiendo el Balón de Plata del torneo. La delantera, de 33 años, es una de las referentes del fútbol femenino español y mundial.

Es internacional absoluta con la selección española desde 2012 y la máxima goleadora histórica de la selección. Su beso forzado con Rubiales ha sido un episodio lamentable que ha ensombrecido su brillante carrera y que ha puesto de manifiesto la necesidad de erradicar el machismo y el sexismo del deporte rey.