Un hombre fallece al caer desde una altura considerable tras resbalar en un tejado

Trágico suceso.

La siniestralidad laboral se cobra una nueva víctima en Cataluña. Un trabajador ha muerto este jueves al caer al vacío desde un tejado que estaba reparando en un edificio de Santa Perpètua de Mogoda, en la provincia de Barcelona. Se trata del segundo caso de muerte por caída desde una altura en el sector de la construcción en menos de una semana en España.

Según ha informado la policía autonómica catalana, los Mossos d’Esquadra, el accidente ha ocurrido esta mañana, cuando el hombre se encontraba realizando labores de mantenimiento en el techo de un inmueble. Por motivos que aún se investigan, el trabajador ha perdido el equilibrio y se ha precipitado al suelo, falleciendo en el acto.

Al lugar de los hechos se han desplazado varias unidades policiales y una ambulancia del Servei d’Emergències Mèdiques (SEM), que no ha podido hacer nada por salvar la vida del hombre. Los Mossos han abierto una investigación para aclarar las circunstancias del accidente y han puesto el caso en conocimiento del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Sabadell y de la Conselleria de Empresa y Trabajo de la Generalitat, que se encargará de determinar si se han cumplido las medidas de seguridad pertinentes.

Otros sucesos similares recientes.

Este trágico suceso se suma al ocurrido el pasado miércoles 1 de noviembre en Morón de la Frontera, en la provincia de Sevilla, donde otro trabajador de 22 años perdió la vida al caer desde un tejado. Según informó Emergencias 112 Andalucía, el joven era jardinero y se encontraba podando unos árboles en una finca situada en la carretera A-360, que une las localidades de Morón y Utrera. Al parecer, el trabajador se subió a un tejado para acceder a una rama y se resbaló, cayendo desde una altura de unos seis metros.

Los servicios de emergencia recibieron el aviso sobre las 11:00 horas y se trasladaron al lugar del accidente, donde solo pudieron confirmar el fallecimiento del joven. La Policía Nacional, el Centro de Prevención de Riesgos Laborales y la Inspección de Trabajo también se personaron en la finca para investigar lo ocurrido.

Estos dos casos ponen de manifiesto la elevada siniestralidad laboral que afecta al sector de la construcción, que es uno de los que registra más accidentes mortales en España. Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, entre enero y agosto de este año se han producido 47 muertes por caídas en altura en el sector, lo que supone un 23,4% del total de fallecimientos por accidente laboral en el país.